Capitalismo es la Pandemia, Socialismo es la Cura

¿Quién es responsable de esta crisis?

Desde hace más de un año estamos enfrentando varias crisis. Al igual que una resonancia magnética o una radiografía, estas crisis han expuesto el funcionamiento del sistema capitalista, con su gobierno de patrones y banqueros que explotan y oprimen a la mayoría de la gente del mundo. La enfermedad y las muertes causadas por el virus, junto con la crisis económica resultante, han llevado a aún más personas a sufrir dificultades.

La ciencia y la salud, bajo el control de un sistema corporativo que prioriza sus fines de lucro, han demostrado una indiferencia total por la salud y seguridad de la mayoría de la gente, y en especial de las personas más frágiles y vulnerables de la sociedad.

En los países ricos se están vacunando a millones de personas, mientras que en los países más pobres no hay vacunas. Entre tanto, las empresas farmacéuticas depositan millonarias ganancias en los bancos. Y a la vez que la mayoría del mundo sufre, 650 multimillonarios estadounidenses se han enriquecido con $1,2 trillones de dólares durante la pandemia. Su patrimonio neto ahora supera los $4 trillones de dólares.

El 1% más rico del mundo domina los recursos, la producción y el trabajo del mundo entero, creando un mundo desigual, perpetuamente en guerra, y enfrenta una catástrofe climática cada vez más fuerte. Esta situación obliga a millones de personas a emigrar, aumentando el número de refugiados a nivel global.

Los que están en el poder utilizan el racismo, el machismo (sexismo), y otros prejuicios para dividirnos y volvernos unos contra otros, y evitar que nos unamos en contra de ellos. El objetivo principal de los gobiernos, ya sean dictaduras brutales o supuestas democracias, es proteger las ganancias de los ricos.

Las organizaciones sin fines de lucro (ONGs), financiadas por las corporaciones, junto con los representantes de las uniones de trabajadores, son utilizados como reguladores para reenfocar nuestra justa ira hacia reformas, elecciones, y luchas limitadas. Estas luchas generalmente terminan en un callejón sin salida, o se ganan solo algunas que luego se vuelven a perder cuando ya no estamos luchando o demostrando oposición.

¿Quién puede lograr los cambios que necesitamos?

La clase trabajadora del mundo entero hace todo el trabajo para que la sociedad funcione; producimos todos los productos y ejecutamos todos los servicios. Pero no decidimos cómo se organiza nuestro trabajo, quién se beneficia de nuestro trabajo, ni cómo funciona nuestra sociedad. ¿Por qué debemos seguir aceptando este orden injusto?

El momento de cambio es ahora, la fuerza existe porque somos la mayoría. Necesitamos organizarnos y luchar para tomar el poder en nuestras propias manos. Necesitamos eliminar el dominio del 1% y crear un nuevo orden bajo el poder democrático de la mayoría.

Necesitamos crear un nuevo sistema, uno que sea dirigido por y para la mayoría de la gente. Con respecto al calentamiento global, hay que actuar ahora mismo ya que se nos acaba el tiempo.

La clase trabajadora del mundo tenemos el poder para hacer que esto suceda, si organizamos nuestras fuerzas y construimos el movimiento revolucionario internacional que necesitamos para liderar esta lucha.

Puede ser diferente – Debe ser diferente

Si limpiamos el mundo de los parásitos capitalistas y reorganizamos el sistema económico y político a favor de los intereses de la mayoría, imagina la vida que podríamos llevar. Podríamos vivir sosteniblemente, en armonía con la naturaleza. Podríamos erradicar el racismo, el machismo, y todos los prejuicios reaccionarios. Podríamos traer el fin al imperialismo y a la guerra.Todos podríamos participar en la función de la sociedad de forma colectiva y colaborativa. Todos tendríamos un trabajo y todos podríamos tener acceso garantizado y de calidad a vivienda, educación, y salud. Podríamos construir comunidades prósperas, disfrutar de la naturaleza, hacer arte y música, leer, viajar, y relajarnos.

Otro mundo es posible.

Otro mundo es necesario.

archivo de descarga {.pdf}